El nuevo presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, adelantó que impulsará el crédito hipotecario en la entidad pública y que anhela otorgar préstamos con cuotas equivalentes al precio de un alquiler.

Además detalló que estudiará los préstamos UVA, que ajustan su capital por inflación y que la entidad pública no otorga. Quiere “un país de propietario” en el que una familia en situación de pobreza acceda a una vivienda con una cuota de 2000 pesos mensuales.

“Tenemos que lograr que las cuotas sean equivalentes a los alquieleres”, dijo a radio Mitre el economista que reemplaza a Carlos Melconian al frente del banco público más importante del país.

González Fraga cree que el banco debe acercar a la vivienda propia a las familias de menores recursos. “Cuando te metés a la villa 31 o a la 1-11-14 y preguntás cuánto pagan por una pieza, pagan 2000 pesos. Eso debería alcanzar para poder comprar y tener una escritura. Queremos tener un país de propietarios. Tenemos que tener un mayor número de propietarios”, dijo.

Leé también El Gobierno relanzará el plan Procrear para construir viviendas
El funcionario adelantó que el Banco Nación podría sumarse al sistema de préstamos hipotecarios UVA que implementó el Banco Central el año pasado. Son créditos que indexan el capital de acuerdo a la inflación. Hasta el momento, Meloconian había mantendio a la entidad financiera fuera de esos préstamos. En cambio, entregó créditos a tasa subsidiada que se ajustan a partir del quinto año de acuerdo a la evolución de los salarios.